Carillas dentales: qué son y qué tipos existen

Carillas dentales: qué son y qué tipos existen

Para conseguir que nuestra boca luzca sana y bonita existen diferentes tratamientos. El más común a la hora de conseguir dotar de un buen aspecto a nuestros dientes es la ortodoncia. Pero existe otro método con el que se pueden lograr los mismos resultados también de forma efectiva: las carillas dentales.

Leer más

Sonrisa gingival: qué es y cómo la soluciono

Sonrisa gingival: qué es y cómo la soluciono

La sonrisa gingival es una patología común que consiste en mostrar más encía de lo habitual a la hora de sonreír.

Algunas personas consideran la sonrisa gingival como un rasgo característico de su cara, pero también las hay que la consideran un problema estético que causa problemas de confianza y autoestima, puesto que es inevitable sonreír en el día a día.

¿Cómo sé que mi sonrisa es gingival?

En general los odontólogos consideran que una sonrisa es gingival cuando la encía que se expone al sonreír supera los dos milímetros en hombres y tres o cuatro en mujeres. No obstante, va a depender en gran medida del complejo estético que tenga cada paciente y del conjunto de su sonrisa. Leer más

Perder el miedo a los implantes

Perder el miedo a los implantes

Al igual que cualquier parte del cuerpo, la boca y las piezas que la componen se van degenerando. Es completamente normal, que a lo largo de los años se vayan sufriendo problemas bucales, que, en un principio, tengan una solución sencilla de llevar a cabo, pero que con el paso del tiempo, las medidas vayan siendo más laboriosas y menos eficaces. Esto lleva a veces a una situación, en la que es más rentable, tanto a nivel económico como a nivel estético, llevar a cabo un implante.

Leer más

¿Qué es una endodoncia?

¿Qué es una endodoncia?

Uno de los mayores miedos en lo que a la salud dental se refiere son las caries. Desde pequeños sabemos de su existencia e intentamos controlar nuestra dieta para evitar su aparición. Sin embargo, a veces resulta imposible parar a las caries y terminan por ocasionar problemas. En estas situaciones, si no se trata correctamente la caríe puede ser cada vez más profunda, originando problemas serios en la boca del paciente. Ante estas caries profundas, surge la solución llamada endodoncia, utilizado en casos extremos de caries.
Leer más

Las encías son también importantes

Las encías son también importantes

La sonrisa, probablemente sea una de las partes de la cara que más tendemos a cuidar. Nuestra higiene bucal y también como la mantenemos estéticamente, dirá mucho de nosotros. Por ello, es muy común en la adolescencia someterse a una ortodoncia para que nuestros dientes estén perfectamente alineados o de vez en cuando visitar a nuestro dentista para proceder a un blanqueamiento. En resumidas cuentas, cuando hablamos de cuidados bucales, nos referimos mayoritariamente a tratamientos de las piezas dentales. Lo que muchas veces se nos pasa inadvertido es el cuidado de las encías.

Leer más

¿Es necesaria la odontopediatría?

Cuando hablamos de ortodoncia, nos tendemos a referir a personas adultas, aquellos que ya tienen todos los dientes permanentes. Sin embargo, los niños, que aún conservan dientes de leche, también tienen acceso y necesitan este tipo de tratamientos, bajo el nombre de odontopediatría. Se trata de una modalidad con unas características y técnicas específicas.

El papel de los odontólogos infantiles es muy importante, ya que esta es una poca de muchos cambios en la boca de los más pequeños. Se estima que desde los 7 años se empiezan a perder las piezas temporales y el correcto cuidado de los nuevos dientes es esencial. Sin atender correctamente la salud dental de los niños en esta etapa, es muy frecuente la aparición de infecciones, especialmente las caries.

En la mente de los niños, la clínica dental es de los peores sitios para ir, un prejuicio alimentado muchas veces por los dibujos animados, lo que no les convierte en pacientes precisamente fáciles de llevar. Por eso, el dentista pediátrico tiende a ser una persona con la paciencia y la habilidad para manejar perfectamente este tipo de situaciones. A partir de determinadas técnicas suele conseguir que el pequeño se sienta cómodo en la consulta y así proseguir con el tratamiento.

Según la Sociedad Española de Odontopediatría, la primera visita al dentista debería ser en torno a los tres años de edad, cuando terminan de aparecer los primeros 20 dientes de leche. Es importante que un especialista revise la boca del niño en este momento, para así gestionar su tratamiento personalizado sin descuidar el más mínimo detalle. En esta primera cita, los padres recibirán toda la información necesaria para llevar la salud bucal de su hijo por el camino correcta, mediante dietas y otros tipos de tratamientos.

Se tiende a cometer el error de pensar que los dientes de leche, al ser temporales no precisan del mismo cuidado. Lo cierto, es que como apuntábamos antes, las infecciones bucales a estas edades son mucho más comunes de lo que se piensa, siendo realmente uno de los problemas que más suceden. Estar en contacto con el dentista, para saber cómo controlar el azúcar, el consumo de chucherías y otros alimentos que pueden llegar a ser muy perjudiciales. Así mismo, conocer también cómo utilizar correctamente el chupete, a partir de que edad el uso del mismo puede crear daño en los dientes (2´5 años). Esto son solo unos pocos ejemplos de información necesaria para los padres.

Los tratamientos más generales que se suelen aplicar sobre los niños suelen ser la prevención contra las caries, a partir de fluorizaciones y distintos tipos de selladores. En caso de que ya exista, tratar la infección de manera específica. Puede también tratarse de que haya una malformación en la boca, dientes que se sobreponen a otros… Ante esta situación se procede a la intervención del ortodoncista.

Como sabemos que a todos nos gusta que nuestros hijos estén en las mejores manos, en el Centro Odontológico Adelaida Parra estamos especializados en odontopediatría y ofrecemos un trato personalizado desde la primera cita.

Pasos para acabar con la sensibilidad dental

Pasos para acabar con la sensibilidad dental

Aunque no lo creáis la sensibilidad dental es una patología que sufren una gran cantidad de personas entre los 25 y los 45 años. Este es el periodo más común para sufrirla, pero puede aparecer en cualquier otra etapa de la vida. Es un dolor pasajero por lo que en muchas ocasiones no se acude al dentista, pero esto, puede ser el desencadenante de otro tipo de enfermedades.

Sabemos que se tiene sensibilidad dental cuando se produce un dolor agudo de duración corta como respuesta a estímulos térmicos, químicos o táctiles. Esto se produce porque se desgasta la dentina. Lo más común es que este desgaste este producido por:

  • Unas técnicas inadecuadas a la hora de cepillarse los dientes, sobre todo la brusquedad a la hora de hacerlo y mantener este hábito en el tiempo.
  • Utilizar cepillos que tengan unos filamentos duros y rígidos. Esto supone que a la hora de limpiar el diente no haya ningún tipo de movilidad y lo dañe.
  • Utilizar pastas de dientes abrasivas.
  • Erosiones producidas por la acumulación de suciedad en la encía o por algún producto químico externo.

Se puede sufrir como caso aislado pero si se repite varias veces es necesario su tratamiento. Lo primero de todo es conocer cual ha sido la causa y comenzar a buscar soluciones preventivas para combatir esa hipersensibilidad.

Conoce a Nuestros Profesionales

Desde nuestra clínica especialista en estetica dental queremos hacerte una serie de recomendaciones para evitar que esto ocurra. Uno de los factores principales que intervienen en tener sensibilidad dental, es la comida. Por ello tener una dieta sana y saludable, supondrá que se tengan menos alimentos altos en químicos que puedan ser corrosivos para la dentadura.

También las bebidas, sobre todo las que son altas en azúcar. Esas deberían ser totalmente eliminadas de nuestro día a día.

Otro de los consejos sería utilizar cepillos de dientes con filamentos suaves y maleables que se adapten al diente. También habría que modificar la técnica de cepillado. Que sea más suave y tranquila. Y nunca hacerlo justo tras haber comido algún alimento ácido.

Los cambios en la pasta dental por alguna otra o algún gel dental, siempre siguiendo las recomendaciones del odóntologo.

Si crees que la sufres o tienes alguna duda, pide cita en nuestra clínica. Nuestro equipo de profesionales te proporcionará una atención personalizada y profesional.