Trastornos de la ATM o articulación temporomandibular

¿Tienes dificultades para masticar o dolor al hacerlo? ¿Sientes un dolor intenso en los oídos? ¿Te cuesta abrir la boca o sientes que esta se bloquea? ¿Sufres dolores de cabeza crónicos? Entonces puede que sufras algún problema en la articulación temporomandibular (ATM).

Esta articulación conecta la mandíbula con el hueso temporal del cráneo y puede sentirse colocando los dedos por delante de las orejas y abriendo la boca o moviendo la mandíbula de lado a lado.

El movimiento que realiza la ATM es el que nos permite realizar acciones como hablar, masticar y tragar. Cualquier factor que evite que funcione correctamente puede derivar en un trastorno temporomandibular.

Si esta disfunción en la articulación no se trata, se puede agravar con la edad y en pacientes de edad avanzada puede resultar un verdadero problema.

 

Trastornos de la ATM

Los trastornos temporomandibulares, comúnmente llamados trastornos de la ATM, son unas alteraciones que causan dolor y disfunción en las articulaciones y los músculos que controlan el movimiento de la mandíbula.

Este problema es más frecuente entre las mujeres (de los 20 a 50 años) que en hombres.  En casos muy excepcionales puede darse en bebes que hayan nacido con anomalías en la articulación.

Existen tres tipos de alteraciones:

  • Dolor Miofascial: Puede aparecer en pacientes con una articulación temporomandibular normal. El síndrome es causado por tensión, cansancio o espasmos en los músculos masticadores, provoca dolor en los músculos que controlan la mandíbula y, a menudo, produce anomalías en la movilidad mandibular.
  • Asimetría interna: Es la forma más común de alteración articular. Está causada por un disco desplazado, una mala alineación, una mandíbula dislocada o lesiones de cóndilo. Los síntomas más frecuentes son dolor articular localizado y chasquidos al mover la articulación.
  • Alteraciones degenerativas e inflamatorias.

¿Cuáles con las causas del trastorno de la ATM?

La articulación temporomandibular combina una acción de bisagra con movimientos deslizantes. Las partes de los huesos que interactúan en la articulación están cubiertas de cartílago y están separadas por un pequeño disco que absorbe los golpes, que normalmente hace que el movimiento sea suave.

En muchas ocasiones no se sabe cuál es el origen de este dolor. Pero, puede aparecer por una combinación de factores como: una lesión en la mandíbula o en la ATM, una mala oclusión, un desgaste del cartílago de la articulación, un tratamiento de ortodoncia o una artritis reumatoide.

El estrés o la ansiedad también pueden causar efectos físicos sobre la estructura alrededor de la articulación, dando lugar al rechinamiento de los dientes (también conocido como bruxismo).

¿Cuáles son los síntomas?

Si sufres alguna disfunción temporomandibular, los problemas en la articulación y los músculos que la rodean pueden causarte síntomas como:

  • Dolor en la cara, mandíbula o cuello.
  • Dolor alrededor, delante o en la oreja.
  • Dolor en ambos lados de la cabeza.
  • Dolor en un lado de la cabeza, que se activa al apretar los dientes.
  • Dolor en los músculos y/o articulación de la mandíbula.
  • Movimiento limitado o bloqueo de la mandíbula.
  • Rigidez en los músculos de la mandíbula.
  • Dificultad o molestias para masticar.
  • Un cambio en la forma en la que los dientes encajan entre sí.
  • Espasmos musculares alrededor de la mandíbula.

Los trastornos de la ATM también pueden provocar un chasquido o una sensación chirriante al abrir la boca o al masticar.

¿Cómo se trata la ATM?

El dolor en la mandíbula, puede desaparecer con poco o ningún tratamiento. Cuando sientas dolor puede que solo necesites ingerir alimentos blandos o aplicarte hielo. Pero también puede requerir el uso de analgésicos o dispositivos para colocarse en la boca.

Una vez detectada la patología, es importante llevar a cabo un tratamiento personalizado en función del grado de afectación del paciente.

En nuestro Centro Odontológico Adelaida Parra valoramos tu situación para recomendarte los mejores tratamientos. Entre los más utilizados se encuentran:

Tratamientos conservadores

Uso de férulas de estabilización. Estos dispositivos sirven para desprogramar, modificar la estimulación sensorial, reducir la actividad y, por lo tanto, el dolor muscular que se produce por la constante presión mandibular.

La realización de algunas técnicas de fisioterapia adecuadas y asociadas a un tratamiento odontológico pueden favorecer la calidad de vida de los pacientes.

Tratamientos quirúrgicos

Si con los tratamientos conservadores no se controlan los síntomas, la primera opción terapéutica consiste en una cirugía maxilofacial mínimamente invasiva.

  • Artrocentesis: Mediante dos agujas intra-articulares se realiza un lavado articular para eliminar todas las partículas microscópicas y a continuación inyectar una solución para ayudar a lubricar la articulación.
  • ArtroscopiaSe puede introducir una cámara intra-articular (artroscopia) para permitir al cirujano examinar la articulación, retirar el tejido inflamatorio y manipular las estructuras.
  • Reemplazo de articulaciones: Si el problema produce gran incapacidad funcional y no se consigue dar respuesta con las medidas conservadoras, el tratamiento sugiere sustituir la articulación por una prótesis artificial.
  • Cirugía abierta: En caso de que se el paciente presente un tumor en la articulación puede ser preciso realizar una cirugía abierta en la articulación para que el especialista pueda tener acceso al interior y extirpar el tejido dañado.

En nuestro Centro Odontológico Adelaida Parra analizaremos las posibles causas y tratamientos para tu problema. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si quieres más información o pedir una cita. Estaremos encantados de ayudarte.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios